Sembrando la discordia

Frinton SeaDesde pequeña siempre tuve una relación con el mar. Sea por las tardes domingueras que paseábamos con mis padres a lo largo de la playas de Lima o por las visitas a la playa donde viven mis abuelos maternos que queda prácticamente a la vuelta de la esquina de su casa, por los juegos con piedritas contra las olas o por mi admiración por la campeona mundial de Surf Sofía Mulanovich… todo me llevaba a amar el mar, creación de mi creador.

Luego aprendí que el mar estaba siendo amenazado, sus habitantes sin ser consultados estaban viendo cambiar su hábitat. El plástico, que todos usamos estaba formando islas en ese mar, las bolsas estaban volviéndose el alimento de tortugas y otras especies marinas.
Aprendí mucho sobre este tema convirtiéndome en una luchadora contra esta sociedad consumista en la que vivimos tratando de proteger este mar que tanto me ha dado.

Pero hoy me sentí impotente, ya no era tema de plásticos sino de rocas y pedrones. Lejos del Perú, lejos del mar de la Pampilla, no podía yo también protestar.Pampilla 2

¿Qué ha sucedido ? La municipalidad de Lima y ese alcalde del cual ya conocemos todos el nombre (por si las dudas : Luis Castañeda Lossio) decidieron poner un carril más a la pista de la Costa Verde. Esa, que va desde el Callao hasta Chorrillos. Que puede resultar congestionada y lenta a veces ha sido testigo de muchos atoros vehiculares. Sin embargo, con la colina de un lado (que a veces se derrumba) y el mar del otro, no había mucho que se podía hacer.

A menos, eso creíamos todos.

Hace 4 meses la municipalidad de Lima empezó los trabajos para poner un tercer carril en esta costa verde. Este alcalde que fue escogido bajo el lema “Roba Pero Hace Obra” quiso hacer de las suyas. Surfistas indignados y ciudadanos informados actuaron rápido para que no se asfalte ese tercer carril. Surgió el hashtagg #YoVoyASalvarLaCostaVerde y se logró por un tiempo que nuestras voces se escucharan.

Lamentablemente, hace unos días, a la playa Pampilla llegaron las fuerzas del orden a sacar a los bañistas, surfistas y ciudadanos para poder tirar rocas y pedrones a la playa y seguir con esa pista.
Renzo Giraldo estuvo allí y las fotos que tomó hablan por si solas.Pampilla Giraldo

Me quedé sin palabras frente a esta realidad.
Algunos dicen “Devolvámosle las millas a Chile” no le veo la relación, pero muchos utilizan su indignación para hacer resurgir otros temas relacionados con el mar.

Recuerdo que el 16 de diciembre del 2014 le envié un correo a un familiar que maneja auto en Lima, cuya opinión respeto mucho, para pedirle que participe y apoye el movimiento de personas que se oponían a la instauración de esta “vía expresa playera”. Parte de su respuesta fue :

« Objetivamente el bienestar de millones de limeños que necesitan transitar por mejores pistas, está por encima de unos cuantos que lucran en la vía pública (Playa de mar pública) y que prefieren la informalidad y el desorden que están creando.

¡Ayer justamente estuve caminando por la parte de la costa verde donde suelen estar los surfistas y he visto que la pista desde mi perspectiva en nada afecta al mar… pero si al parecer afecta los negocios informales de ellos…en fin… Hay que cuidarse de no ser tampoco tontos útiles de unos criollos informales… ».

Hoy querido amigo te digo que tu visión era incorrecta. Basta con ver el video publicado en El Comercio o esta foto de Beto Santillán para entender que cada ola que llega al borde de esa pista terminará por derrumbar ese murito más y más.Beto Santilán

La marina de guerra del Perú llegó a la zona de conflicto para hacerse presente. La Dicapi (Dirección General de Capitanía y Guardacostas del Perú) dijo que la colocación de las rocas no estaba autorizada.

Así que al parecer, al igual que cuando Castañeda (Ahora apodado “Ratañeda”) pintó muchas paredes de Lima de amarillo, tendrá que presentarse ante una comisión el 12 de mayo para explicar estos “trabajos” en la costa verde. Además la OEFA (Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental) también ha intervenido en el asunto para evitar más arrojo de piedras.

Si quieres actuar tú, que estas leyendo este artículo, puedes ir con tu carro a la Costa Verde y ponerte en ese tercer carril. Con acciones pacíficas respondamos así a este acto sin sentido que el alcalde y su pandilla tratan de imponer.

Me apena tener que escribir sobre mi Lima y mi Perú casi siempre de forma indignada, triste… Ultimamente las noticias de mi país me han dado más pena cada vez. Porque hace solo unos días también salió a la luz un video donde un policía sembró arma en la mano de un manifestante, y sin este video, las fotos del “manifestante peligroso” en el diario El Correo no hubiesen tenido contrapeso de la verdad de lo sucedido.

Lo triste también es que con estas acciones y actitudes de ciertos medios, ya no se le da ni credibilidad a las personas que sí hacen bien su trabajo y tratan de informar a la sociedad correctamente. Espero que en estas líneas que escribo hayan visto un poco de verdad. Quédense con las imágenes, que como se dice valen más que mil palabras.

Aquí una de Thor Durant Kreimer.
Thor Durant

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s